Por Paola Ceccarelli.

Durante la última década la tecnología LED ha crecido a pasos agigantados. Si bien se cree que este tipo de iluminación es nueva hay que saber que la misma fue inventada en la década de 1960 de la mano de Nick Holonyak Jr. en General Electrics, estos LEDS iniciales tenían la característica de ser de color rojo. Luego George Craford inventó el LED ámbar o amarillo y de aquí continúa la evolución hacia los colores verde y naranja, permitiendo incursionar en las primeras aplicaciones las cuales se dieron en calculadoras y relojes digitales. Este descubrimiento no quedó aquí sino que siguió avanzado, en cuanto a resultados lumínicos se desarrollaron nuevas tecnologías, entre las cuales los mismos consumían menos potencia y generaban niveles de brillo muchísimos más intensos que superaban ampliamente a los anteriores, lo que permitió el uso de los mismos en carteles y señalización de exteriores.

A mediados de la década de 1990 el Dr. Shuji Nakamura crea el LED azul de alto brillo que posteriormente fue utilizado como base para un LED blanco.

En la actualidad los LED's han llegado a niveles muy eficientes superando cualquier previsión, permitiendo ser utilizados para infinitas aplicaciones como por ejemplo: iluminar fachadas de más de 150 metros de altura, logrando una iluminación general con un alto ahorro de energía.
Anatomía LED
Anatomía LED
external image 539285_4663842520513_1520121453_n.jpgexternal image 564291_4663864601065_125472839_n.jpg













Cuando utilizamos iluminación LED estamos realizando un Diseño Sostenible y Tecnológico que coopera con el Medio Ambiente, ya que este tipo de iluminación utiliza menos energía que las lámparas tradicionales (hálogenas, incandescentes, fluorescentes, etc) dura más, lo que equivale a cambios menos frecuentes que repercute en una reduccion de desechos, no contiene mercurio, mejora la calidad de luz y su emisión de dioxido de carbono es mucho menor.

En cuánto a la utilización para el mobiliario las ventajas son muy importantes, a diferencias de las lámparas comúnes, el LED no provoca una combustión para la emisión de luz por lo que casi no levanta temperatura, simplificando la tarea a la hora de diseñar espacios contenedores para luminarias ya que evita el recalentamiento de los materiales. Otra de los grandes ventajas es que al no emitir calor, pueden ser muy bien utilizados para locales de indumentaria ya que no altera o daña el tejido. Por último su tamaño, es muchisímo menor a las lámparas que ya conocemos y sus sistemas son de fácil desmontaje.

Las luminarias LED son como los chips del ordenador, cuando se usan en soluciones de iluminación, pueden preprogramarse o cambiar con sólo pulsar un botón y así crear miles de efectos; las posibilidades son infinitas.


Control inteligente
Control inteligente

En este video observarán un ejemplo de como aplicar iluminación LED a un armario.






Otra aplicación en mobiliario:







En este momento la empresa que ha desarrollado más está tecnológia es PHILIPS, aquí les dejo el link de la misma donde hay muchisíma información para seguir ahondando y otros links donde encontrarán catálogos.





Philips