Silla RED & BLUE de Gerrit Thomas Rietveld
Por Paula Ramirez


Silla diseñada en 1917 por el arquitecto y diseñador holandés Rietveld.
Dicha silla representa una de las primeras exploraciones del movimiento de arte De Stijl en tres dimensiones, de esta forma, la silla se convirtió en una escultura convertida en muebles que caracteriza como pocos la relación entre arte y diseño.
Rietveld renuncia a los cánones tradicionales del mobiliario, descomponiendo al conjunto en sus elementos constituyentes: dos planos de tablero contrachapado que constituyen el respaldo y el asiento y un conjunto de listones yuxtapuestos que establecen la ligazón del conjunto y reflejan una interpretación de la propia estructura de la silla. En estos listones Rietveld abandona las convenciones tecnológicas (como son los empalmes tradicionales) para adoptar un tipo de unión mediante tornillos que unen los listones a través de la simple yuxtaposición de las caras, cosa que refuerza la intención del autor de resaltar la profunda unidad entre los aspectos constructivos y formales.
Se atendió más la diseño estético (y no tanto al diseño funcional, ya que resulta bastante incomoda), aplicando la teoría artístico-productiva (síntesis estética, se acerca a la máquina, en su sentido estético más que práctico) a sus diseños, donde las líneas ortogonales se entrecruzaban, valga la redundancia como una cruz). Si bien la sencillez estructural acercaba la posibilidad de una producción en serie, la roji-azul permaneció como un objeto exclusivo (casi de culto); no se fabricó en serie. Así la estética-purista del movimiento Neoplástico, por su reducción a colores y formas puras geométricas, fue un manifiesto ideológico.
Esta silla, está expresando los diversos planos que componen un objeto para sentarse, para hacerlo más claro visualmente entonces, exageró todos los puntos de intersección y pintó los planos en colores contrastantes (donde colocado sobre una pared negra desaparecían las patas y literalmente flotaba).

Otra de sus sillas famosas es la “zigzag”(1934) la cual se caracteriza por su extrema simplicidad y abstracción.

La casa Schröder en Holanda (1924) es la obra arquitectónica más importante de su carrera. Construida en acero, ladrillo y vidrio, es una composición asimétrica de planos horizontales y verticales que consigue al mismo tiempo el ideal de las relaciones equilibradas y puras de los objetivos fundamentales de la arquitectura moderna.

RED AND BLUE.jpg



RED AND BLUE 2.jpg
MOVIMIENTO DE ARTE DE STIJL



RED CASA RIETVELD.jpg
Casa Schröder (Utrecht, Holanda)





RED AND BLUE 1.jpg
OTRAS OBRAS DE RIETVELD
INFORMACION SOBRE EL MATERIAL UTILIZADO.

CONTRACHAPADO

Existen diferentes tipos de contrachapados según los diferentes usos y en función de la especie de madera utilizada, el tipo de encolado y la calidad de las chapas. La construcción de todos ellos se basa en la superposición de placas o chapas estructurales de madera (normalmente numero impar) alternando el sentido de la fibra y pegadas entre sí. Deben ser simétricos con respecto a la placa o placas centrales (alma). Esta disposición alterna de las fibras (en ángulo recto) es lo que le da una gran estabilidad dimensional, una gran resistencia al alabeo y una no dirección natural de ruptura. Se pueden obtener contrachapados con mucha diversidad de especies de maderas, tanto de maderas duras como blandas. Los diferentes tipos de tableros se clasifican teniendo en cuenta las especies que intervienen, la cantidad de láminas o chapas y su espesor, y el espesor total, la calidad de la chapa vista y su acabado, y la clase de cola que se haya empleado.
Existen las siguientes clases de contrachapado: 1.- Contrachapado de interior. Sirve para aplicaciones de interior no estructurales y normalmente tiene una cara de mayor calidad que la otra. 2.- Contrachapado de exterior. Los hay para exposición total o parcial al exterior y sirve para aplicaciones no estructurales. 3.- Contrachapado náutico. Es un contrachapado estructural de alta calidad con las dos caras de calidad fabricado principalmente para usos náuticos. 4.- Contrachapado estructural. Está indicado para usos industriales en los que la resistencia y durabilidad son las características primordiales.

El contrachapado de interior es un tablero muy ligero y no es muy barato debido a su proceso de fabricación. Sus principales usos son la carpintería de interior, traseras y fondos de cajones en muebles de calidad, marquetería, maquetas, manualidades, armazones y embalajes. También puede servir para el forrado decorativo de paredes e interiores de armario.
La medida standard de un tablero es de 244 x 122 cm. y se los puede adquirir en ésta medida (tablero completo) o por medios tableros (122 x 122 cm.) o por fracciones de 80 x 60 cm. y 60 x 40 cm
Peso aproximado de los contrachapados (2.44 x 1,22m) según grosor:
De 3 mm: 3 Kg.
De 5 mm: 7 Kg.
De 10 mm: 14 Kg.
De 20 mm: 28 Kg.
CONTRACHAPADO.jpgCONTRACHAPD.jpg