Por Agustina Cesolari


El doble vidriado hermético (DVH), consta de dos vidrios separados entre si, manteniendo un espacio de aire seco y quieto, herméticamente cerrado al paso de la humedad y al vapor de agua.

Estableciendo una comparación respecto al uso de un solo vidrio, emergen como ventajas que el DVH provee un aislamiento térmico superior, mejora el aislamiento acústico, y en caso de ser utilizado con vidrios adecuados, brinda control solar.

La presencia del espacio de aire quieto y seco, entre ambos cristales, genera tanto un confort acústico como un confort térmico superior al de un vidrio. Esto genera una reducción mayor al 20% en el uso de equipos de climatización lo que concluye en un ahorro de energía y una disminución en el consumo de gas y/o electricidad. Además, un DVH siempre mantiene transparente y seco ya que la temperatura del vidrio interior es similar a la temperatura del aire del ambiente, por ello nunca alcanza la temperatura del rocío. Debido a esto, el aire caliente del interior no puede condensar ni empañar el vidrio, aumentando la luminosidad del ambiente y la vida útil de las

aberturas. Cabe destacar que en caso de buscar mayor seguridad a través de las ventanas, el DVH puede ser construido con uno o dos vidrios laminados o templado lo que aportara mayor tranquilidad ante algún accidente.






external image dvh_baja_emisividad.jpg



funcionamiento de vidriado hermético.

external image b19.jpg

Mas informacion sobre vidrios hermeticosmas info

video informativo de fabricacion de vidrio doble